¿Cuál es el relato de tu vida? Reflexiones desde “Generacion X”

generacion x douglas couplandLa novela de Douglas Coupland  ”Generación X” es de esos libros que hacía años que quería leer (veo que lo compré en el 98…) y que estaba esperando a algún viaje. Cayó en el vuelo a Brasil y no puedo más que recomendarte su lectura. Conocía la prosa de Coupland por otra genial novela posterior, Microsiervos, y tengo pendiente Planeta Champú.

Generación X es el retrato de la juventud americana de los nacidos en los 60 o primeros 70 (como yo), hundidos en un nihilismo y un descanto que les lleva a una cierta renuncia del consumismo pero también a una indefinición acerca de qué es lo que quieren hacer con sus vidas. La novela explica esta pérdida de rumbo a través de tres amigos que coinciden en una ciudad del desierto californiano.

Además del relato y los diálogos, la novela de Coupland crea un metalenguaje, un diccionario de expresiones propias de esta generación, que en muchas ocasiones suponen un latigazo de cinicsmo realista que no deja de ser divertido.

De las muchas ideas de la novela, en este post quiero recopilar unas cuantas que sirvan para reflexionar acerca de qué es lo que queremos hacer cada uno de nosotros con nuestra vida, cómo vamos a encaminar los pasos que tenemos pro delante. Por eso el título del post, ¿cuál es el relato de tu vida? ¿Qué vas a hacer que de verdad te haga feliz?

Rompe el silencio diciendo que no es sano vivir la vida como si fuera una sucesión de breves y aislados momentos de lucidez: - O nuestras vidas se convierten en historias o no hay modo de que podamos vivirlas

la mayoría de nosotros sólo tenemos dos o tres momentos auténticamente interesantes a lo largo de nuestra vida, que el resto es relleno, y que al final de nuestra existencia podríamos considerarnos afortunados si alguno de esos momentos consigue relacionarse con otro para dar origen a un relato que alguien pueda considerar suficientemente interesante.

Bueno, yo espero haber tenido ya más de esos momentos interesantes, y espero también tener muchos más por delante, pero sigamos…

Derrochamos la juventud para conseguir la riqueza, y la riqueza para recuperar la juventud.

Todos mis amigos se han casado y están aburridos y deprimidos. O siguen solteros y están aburridos y deprimidos. O se han ido de la ciudad para evitar el aburrimiento y la depresión. Y algunos de ellos han comprado casas, lo que desde el punto de vista la personalidad tiene que ser el beso de la muerte. Cuando alguien te dice que se ha comprado una casa, es como si te dijera que ya no tiene personalidad. Uno puede suponer de inmediato muchas cosas: que está atado a un trabajo que aborrece, que se ha arruinado, que pasa todas las noches viendo vídeos, que pesa diez kilos de más, que  ya no presta atención a las nuevas ideas. Lo que es inmensamente deprimente. Y lo peor de todo es que a esas personas ni siquiera les gusta las casa en las que viven, y los escasos momentos de felicidad que tienen son aquellos en los que sueñan que se van a cambiar a casas mejores.

Esta es una de las definiciones que os comentaba:

Antisabático: Trabajo asumido con la única intención de permanecer en él un periodo de tiempo limitado (a menudo un año). Usualmente la intención es reunir el dinero necesario para dedicarse a otra actividad más personal y con más sentido, como pintar acuarelas en Creta o diseñar jerseys por ordenador en Hong Kong. Los que proporcionan el trabajo rara vez son informados de estas intenciones.

Y un par de reflexiones acerca de lo efímero de nuestra vida, de lo sutil de nuestra felicidad, de esa ausencia de cualquier trascendencia o gloria que caracteriza a ojos de Coupland a la Generación X:

Ya se sabe, cuando uno es de clase media, tiene que vivir con la conciencia de que la historia le ignorará.  Tiene que vivir con la conciencia de que la historia nunca apoya sus causas y que la historia nunca siente pena por ti. Es el precio que hay que pagar por las comodidades, y el silencio cotidiano. Y debido a ese precio, cualquier felicidad es estéril; cualquier tristeza carece de consuelo.

Y cualquier pequeño momento de belleza intenso y refulgente como el de esta mañana quedará completamente olvidado, disuelto en el tiempo como una película de super-8 abandonada bajo la lluvia, sin sonido, y pronto reemplazada por miles de árboles que crecen en silencio

Me pregunto qué vas a hacer hoy que te haga feliz, si tu vida es tan vacía como las vidas de la Generación X o si la vas llenando con tus deseos y momentos felices…  Yo estoy seguro de que , por mi parte, la cosa no va tan mal, y espero que por la tuya tampoco :-)

 

Si te gustó, ¡compártelo!

    Una respuesta a ¿Cuál es el relato de tu vida? Reflexiones desde “Generacion X”

    1. Pingback: Una definición de marketing desde Generación X | Lo que voy leyendo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>