Lágrimas en la lluvia: Rosa Montero homenajea a Blade Runner

lagrimas en la lluvia - Rosa MonteroSumar en una misma novela el género negro con la ciencia ficción no es, digámoslo así, una propuesta muy original. La novela detectivesca permanece fiel a las pautas que marca el género, pero los personajes y el entorno se ubican en algún momento del futuro, lo que suma ciertos alicientes en forma de propuesta de distopía y, al mismo tiempo, permite algunos trucos narrativos o curiosidades surgidas de la imaginación del autor. Hasta ahí, todo bien.

Si el autor además se inspira demasiado en una obra no sólo conocida, sino convertida en un clásico como es por ejemplo Blade runner (película inspirada en el relato “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” de Philip K. Dick) el experimento podría irse al traste sencillamente por ser un refrito de una idea común y de un mito del género.

Sin embargo, Rosa Montero consigue que su novela “Lágrimas en la lluvia“, siendo una novela de detectives del género de ciencia-ficción inspirada deliberada y declaradamente en Blade Runner, sea una novela entretenida, interesante, con imágenes de pura poesía distópica y bien resuelta. Muy recomendable para quienes gusten del género.

El título de la novela de Rosa Montero no deja de ser un homenaje más a la película, citando uno de los fragmentos más conocidos (y más bonitos) del final de la misma:

Os dejo un par de párrafos que me han inspirado otras muchas cosas al margen de la novela. El primero, con una concepción sobre el mal que no sé si me alivia o me preocupa más:

No digo que no existan conspiraciones; digo que hay muchas menos de las que la gente imagina, y que suelen ser improvisadas chapuzas, no perfectas estructuras maquiavélicas… La gente cree en las conspiraciones porque es una manera de creer que, en el fondo, el horror tiene un orden y un sentido, auqnue sea un sentido malvado. No soportamos el caos, pero lo cierto es que la vida es pura sinrazón. Puro ruido y furia.

Y el segundo, por que tras tener opción de viajar a Nueva Zelanda y Polinesia y saber un poco más acerca del vínculo entre el pueblo maorí y el tatuaje, me llamó la atención la visión de estos ritos trasladada al futuro por Montero:

la secta de los existencialistas había nacido a finales del siglo XX o a principios del XXI en Nueva Zelanda. Bruna no sabía mucho de sus creencias, aunque tenía idea de que se basaban en antiguos ritos maoríes. Sus tatuajes, sin embargo, eran famosos. Los existencialistas los consideraban sagrados, una representación externa del espíritu. Cada persona tenía que buscar cuál era su tatuaje, su diseño primordial, la traducción visual de su ser íntimo y secreto y, una vez descubierto el dibujo exacto, debía grabárselo en la piel, como quien escribe los signos de su alma.

Cuando leí el libro, el verano pasado, no tenía la más remota de las ideas de que hoy me estuviera planteando la posibilidad de cubrir una reciente cicatriz con un tatuaje. Ya veremos, han de pasar años antes de que se pueda tintar esa piel y quizás quede una marca poco visible y no sea buena idea, pero por el camino, pensaré en cuál sería mi “tatuaje existencialista” :-)

Más información sobre Lágrimas en la lluvia en la página de ClubCultura, en este post de Libroadicto, o en los comentarios de este post de Blog de libros, y sobre todo, en esta interesante entrevista a Rosa Montero por parte del equipo de Página.2 (vídeo, casi seis minutos)

Si te gustó, ¡compártelo!

    Una respuesta a Lágrimas en la lluvia: Rosa Montero homenajea a Blade Runner

    1. Quizás el marco en el que está ambientada la novela no sea mi preferido pero, como siempre, no me ha decepcionado. Las novelas de Rosa Montero las considero diferentes y por eso mismo me gustan, y su crítica hacia la sociedad, que nunca falta.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>