Tag Archives: El viaje a la felicidad

Lo que puedes cambiar y lo que no en la operación bikini

Ante la epidemia de histeria por la Operación Bikini, aquí os dejo una reflexión de Eduard Punset, extraida de "El Viaje a la Felicidad". Relax babies... Todo el mundo nace con una estatura determinada y un punto límite de inflexión en el peso y también en el nivel de felicidad. Generalmente se acepta más fácilmente el condicionamiento genético -mayoritario pero no exclusivo- de la estatura que no del propio peso o la felicidad. Se sabe que es muy aleatorio controlar la estatura, pero todo el mundo cree a pies juntillas que puede controlar su peso o su felicidad. La realidad es que la genética se impone a las dietas en un porcentaje abrumador, y a la felicidad en un cincuenta por ciento, aproximadamente. Querer mejorar un poco, sí. Obsesionarse por ser quién no se será, mejor no. Recordarlo de camino a la playa: los/as que sonríen son los/as interesantes... Leer más

¿Somos inherente e inevitablemente chapuceros?

Me fastidian las cosas que no funcionan. Me pone de mal humor que un aparato que funcionaba se estropee. No puedo con la fatiga de materiales, aunque es físicamente previsible. Pero menos aún me cuesta aceptar la desidia, el hacer las cosas mal pudiéndolas hacer mejor. Me enerva cuando alguien hace algo mal sólo por pereza... Me lo tengo que trabajar, por que obviamente no aceptar que algunas cosas son así por que algunas personas son así es un problema mío... En todo caso, me consoló un poquito la siguiente afirmación de Punset en "El viaje a la felicidad" Existe otra razón arraigada en nuestra psicología por la cual nuestra sociedad o funciona bien, y es que preferimos esperar a que algo vaya mal y depender entonces de alguien que arregle el problema, en vez de empezar hoy mismo, y no mañana, a hacer las cosas de forma diferente. Si nos ponemos a hacer listas de ejemplos nos vamos a deprimir, y no es plan... Pero cuando estamos hablando de temas como los fallos en las Leer más

¿Crees que es para tanto?

Sus investigaciones han puesto de manifiesto la existencia de dos brechas o déficit en los llamados pronósticos afectivos. Por una parte, al pronosticar la intensidad de la felicidad que aportará un determinado bien o acontecimientos futuro, siempre se sobreestima. De la misma manera, se suele exagerar el grado de infelicidad que provocará una desgracia anticipada. Por otra parte, la segunda hipótesis explica que también somos un desastre a la hora de desembarazarnos del acoso de una carga emocional. No sabemos cómo transportarnos mentalmente a otro estado anímico menos violentado, más frío, que nos permita tomar otras decisiones. (...) Una persona puede ser más diferente de sí misma en dos periodos diferentes de su via anímica que de otra persona. La cita es de Punset, de su libro El Viaje a la Felicidad. Se refiere a las investigaciones de Daniel Gilbert; el premio Nobel de Economía y psicólogo Tim Wilson, y el economista George Loewenstein. Osea que nuestra imaginación Leer más

Música y felicidad

Como pésimo bailarín, siempre me ha sorprendido esa reacción innata al ritmo que tienen los bebés y los niños pequeños. Oscilan con gracia ante cualquier atisbo de música. También he podido vivir en mí y en otros cambios de ánimo individuales y colectivos gracias a la música. Pasar de un mal día a una estupenda tarde gracias tan sólo a una canción. O vincular una canción a un hecho feliz y recurrir a ella para acordarnos de que, en el fondo, las cosas van bien. Hay algo muy profundo, muy atávico, muy enraigado en nuestros genes que nos hace reaccionar a la armonía de los sonidos... En "El Viaje a la Felicidad" de mi admirado Eduard Punset, al que desde aquí deseo una pronta recuperación, encuentro varias citas que, efectivamente, relacionan la felicidad y la música. Hablan por sí mismas: Las investigaciones más recientes han revelado que la música , al actuar sobre el sistema nervioso central, aumenta los niveles de endorfinas, los opiáceos propios del cerebro, Leer más

Religión irracional

Hace ya tiempo que tenía entre mis notas la última anotación pendiente de "El Viaje a la Felicidad", de Eduard Punset. Una noticia de lo más absurdo, la prohibición de efectuar transplantes en Egipto entre personas de diferentes confesiones, y otra casi más ridícula ("Patrullas de ortodoxos imponen su ley en las calles de Israel") me hacen reflexionar acerca de cuánta razón tenía Richard Dawkins, el biólogo y divulgador científico al que citaba Punset, autor del ensayo "Is science a religion": La religión es el único campo de nuestra cultura en el que se acepta incondicionalmente - sin ni siquiera darse cuenta de lo raro que resulta la situación- que los padres tengan un poder de decisión absoluto acerca de lo que sus hijos van a ser, cómo se les va a educar y qué opinión tendrán acerca del cosmos, de la vida y de la existencia. A eso me refiero cuando hablo del abuso mental a los niños Más claro imposible... Leer más