Tag Archives: La ciudad de los prodigios

“Riña de Gatos” un retrato del Madrid pre-bélico de 1936

Me declaro fan de Eduardo Mendoza , desde hace ya años, por que es capaz de escribir novelas tan serías e imprescindibles como "La ciudad de los prodigios" o "La verdad sobre el caso Savolta" y también divertimentos hilarantes como "El laberinto de las aceitunas"  o "Sin noticias de Gurb". Mendoza pasa del retrato histórico, documentado e intrigante a la novela irónica y desternillante según el título. Esa atractiva doble faceta me causo cierto desconcierto al empezar a leer "Riña de Gatos", novela de Mendoza que obtuvo el premio Plantea en 2010. En "Riña de gatos" el escritor nos sitúa en Madrid a pocos meses del estallido de la Guerra Civil, y con la excusa de una trama de intriga y dobles juegos, nos habla del sentir del momento: una república inoperante que teme un levantamiento militar mientras falangistas y obreros se reparten estopa por las calles. Mendoza hace desfilar en esta novela a personajes históricos (Azaña, Franco, Primo de Rivera, Queipo de Llano), a los Leer más

Cinco libros que tienes que leer

Veo en la home de La Coctelera que proponen hacer una lista de los nuestros cinco libros favoritos. En un blog sobre lecturas, que menos que participar... Aunque me va a costar decidirme por sólo cinco, esta sería mi lista: Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez Els vençuts, de Xavier Benguerel Territorio Comanche, de Arturo Pérez Reverte La ciudad de los prodigios, de Eduardo Mendoza Neuromante, de William Gibson ¿Por qué de cada uno? Por ser un hito en la historia de la literatura, por considerar que magia y realidad pueden ir de la mano, por ser cuna de mitos y de referencias, por que Gabo me cae muy bien y por poner en la lista un título de este gran escritor. Por ser la historia de las gentes de mi país, por ser la historia de mi familia, de mi abuelo, para que no se me olviden cosas básicas que toda persona ha de comprender aunque no las haya vivido. Para recordar lo que una vez nos dijo Víctor Català. Y para comprobar tantos años Leer más