Tag Archives: Las puertas de la percepción

Religión, cerebro y droga

Este post va de tres temas que me interesan mucho. Por eso quedará taaaan largo... Me interesa saber cómo funciona el cerebro, cómo de una amalgama de células aparece la conciencia, pensamientos, ideas. Saber cómo funciona el cerebro es saber más acerca de quién soy. Me interesa conocer acerca de lo que afecta a ese mecanismo, como por ejemplo el uso de drogas. Eso no quiere decir que las consuma: soy consciente de que lo único que realmente tengo es un cerebro y lo cuido lo que puedo. Pero yo soy en función de lo que mi cerebro percibe, en cualquier estado. Me interesa saber por qué el hombre siempre ha recurrido a religiones (en cualquier cultura, el cualquier lugar). Puedo declararme ateo sin problema, pero de la misma manera que me interesa el efecto de las drogas en el cerebro y no por ello las consumo, me interesa el papel de la religión en la organización humana pese a no seguir ninguna religión. Por que en el fondo, la religión es, en mi opinión, un atajo Leer más

Límites de la imaginación

Oliver Sacks inicia su libro "Un antropólogo en Marte" con dos citas. Una, a mi entender, refleja la inagotable capacidad de sorpresa que hemos de tener para afrontar este mundo nuestro. Y al mismo tiempo, la terrible limitación de partir de un cerebro que nos raciona la realidad que hay ahí afuera en aras de nuestra supervivencia. Un concepto que desarrolló, por ejemplo, Huxley en su día con "Las puertas de la percepción" y Punset en varias entrevistas. Sacks cita pues a J.B.S. Haldane que dice: El universo no es sólo más raro de lo que imaginamos, sino más raro de lo que podemos imaginar En Wikipedia aclaran que: Often quoted for saying, "My own suspicion is that the universe is not only queerer than we suppose, but queerer than we can suppose." Haldane is sometimes misquoted as saying, "Not only is the universe stranger than we imagine, it is stranger than we can imagine" which should be attributed to Arthur Stanley Eddington. Preparados pues para aceptar lo raro, Leer más

¿De qué color es la letra A?

En esta última cita en el blog del recomendable libro "Cara a cara con la vida, la mente y el universo ", Eduard Punset entrevista a Richard Gregory , profesor emérito de Neuropsicología de la Universidad de Bristol. Gregory le explica cómo el cerebro construye la realidad que percibimos a través de apenas unos retales de sensaciones, y compone el resto con lo que supone que debería haber ahí. Por eso es tan fácil sorprendernos con efectos ópticos y trucos sensoriales. Tal y como títula la entrevista: El cerebro está diseñado para sobrevivir, y no para buscar la verdad De cómo el cerebro discrimina las sensaciones que "no necesitamos" y de qué ocurre cuando eliminamos esa función y liberamos la capacidad de nuestros sentidos ya hablamos al comentar "Las puertas de la percepción" , el ensayo de Aldous Huxley. Lo que me interesa más del texto de la entrevista es el concepto de sinestesia . Punset aprovecha una breve ausencia de Gregory durante su encuentro Leer más

Qué es lo que no vemos

Una de las ideas que me gustó más de "Las puertas de la percepción " de Aldous Huxley tiene que ver con cómo vemos el mundo. Lo que nos rodea nos llega sesgado por el instinto de supervivencia, básicamente. Nuestro cerebro se centra en captar aquello que nos va a permitir seguir dando guerra, lo cual está muy bien. Y filtra todo aquello que resulta más o menos superfluo. Lo cual está muy bien pensado biologicamente hablando, pero nos deja sin contemplar mil colores, mil texturas, sonidos que están ahí pero no nos llegan... Huxley se sorprendia de que los efectos de la mescalina derribasen esas barreras, dejando abiertas esas "puertas de la percepción" consiguiendo extasiarse en la contemplación de los más insignificante, descubriendo belleza en cualquier rincón y dejando que la noción del tiempo sea eso, una noción, un convencionalismo sin importancia... Encuentro de nuevo una reflexión acerca de cómo percibimos o dejamos de percibir en función de lo que necesitamos Leer más