Tag Archives: Michel Houellebecq

El mapa y el territorio, la última novela de Houellebecq

El último (hasta la fecha) libro de Michel Houellebecq me ha sorprendido muy gratamente. "El mapa y el territorio" contiene esa visión crítica y mordaz de la sociedad a la que nos tiene acostumbrados el francés, pero más que vomitarnos bilis a través de sus páginas, la destila en dosis más asumibles, más sutiles y por ello más profundas. Bueno, hablar de sutilezas para describir a Houellebecq es una tontería, pero me conformo si queda clara la diferencia de escala (hablando de mapas) respecto a sus obras anteriores. El mapa y el territorio es una muy buena novela donde los personajes reflexionan  acerca del arte, del trabajo, de cómo nos organizamos en lo laboral, de las relaciones entre nosotros, del crecimiento personal... Esta vez, Houellebecq se da el gusto de aparecer en su novela como un personaje más, parodiándose y enseñándonos que pocas cosas son más sanas como saber reírse de uno mismo.  Una lectura ágil, una muy buena construcción de personajes, una Leer más

Ampliando cínicamente el campo de batalla

Estoy seguro de que somos muchos los que en algún momento, tras una temporada de trabajo estresante, hemos pensado en la muy original idea de dejarlo todo para montar un negociete de turismo rural. Si te crees más original por que tu gran alternativa es escribir un libro describiendo todo eso que crees que sólo pasa en tu empresa, has de saber que: En todas partes cuecen habas. Te sorprenderías, si yo te contara y dices tú de mili... Michel Houellebecq y Frédéric Beigbeder ya lo han hecho antes, y con dosis de mala uva dificilmente alcanzables... El segundo minilibro (por volumen y rapidez de lectura, no quisiera sonar despreciativo) que cayó esta semana santa fue "Ampliación del campo de batalla", del primero de los citados arriba. Tan hilarante como cruel, tan descarnado como paródico y tan real como la triste vida de tanta gente. Sólo apto para cuando creas que las cosas no pueden ir peor: así verás cuánto te equivocas... que no deja de ser un buen principio. Houellebecq Leer más

Lecturas para 2009

Al empezar un nuevo año somos muchos los que nos hacemos própositos para los próximos 365 días. He ido acumulando libros en casa que no he podido leer, así que aquí va la lista de lo que me gustaría haber leído (y blogueado) para cuando acabe esta vueltecita al Sol que acabamos de empezar. Si has leído alguno, tu comentario será más que bienvenido :-) Antes de nada, terminar "La vida, manual de uso" de Georges Perec, un excelente regalo de un buen amigo. Lo tengo por la mitad, me tiene intrigado... "El economista camuflado", de Tim Harford, otro buen regalo :-) Siguiendo en la estela de los regalos y de mi intención de ir aprendiendo un poco sobre vinos, tengo pendiente también "La Bodega" de Noah Gordon. "El alma está en el cerebro" de Eduard Punset. Es mi imprescindible dosis de Punset para no caer en la abstinencia. "Canciones perdidas" de Orson Scott Card. Junto a la ciencia del anterior, una ración de ciencia-ficción al año viene bien, normalmente en verano... "La Leer más

Nos hacemos mayores… Pues adelante :-)

Hace poco menos de un año caí en esa coquetería de las cremas antiarrugas. La señal de alarma se disparó cuando una buena amiga confundió con cicatrices los surcos profundos que aparecen entre mis ojos y mis sienes. Pero tras el ímpetu inicial del "esta crema funciona", en el diminuto y carísimo frasco aún hay crema, once meses después. Tendría que tomármelo más en serio, o quizás no: al fin y al cabo, un tipo que luce canas en la barba debería tener también arrugas, ¿no? En estas tontas disquisiciones estaba yo cuando leí el siguiente fragmento en "Las partículas elementales ". Me vale como última cita de este libro: Nunca, en ninguna época ni en ninguna civilización , se ha pensado tanto y tan constantemente en la edad; la gente tiene en la cabeza una idea muy simple del futuro: llegará un momento en que la suma de los placeres físicos que uno puede esperar de la vida será inferior a la suma de los dolores (uno siente, en el fondo de sí mismo, el giro del Leer más

¿Cuál es tu conducta sustitutiva?

Las vacaciones son un excelente momento para leer, y sin tener una conexión a Internet a mano (deliberadamente) se acumulan las referencias sobre las que bloguear. Empecemos con una anotación cortita, pero demoledora: Por lo general, la primera reacción de un animal frustrado es intentar alcanzar su objeto con más fuerza que antes. Por ejemplo, una gallina hambrienta (Gallus domesticus) a la que un cercado de alambre le impide a llegar a la comida, hará unos esfuerzos cada vez más frenéticos para atravesar el cercado. Sin embargo otro comportamiento, sin objetivo aparente, sustituirá poco a poco al primero. Las palomas (Columba livia) picotean el suelo sin parar cuando no pueden conseguir el codiciado alimento, aunque en el suelo no haya nada comestible. Y no sólo picotean de ese modo indiscriminado, sino que a menudo se alisan las plumas; esa conducta tan fuera de lugar, frecuente en las situaciones que implican frustración o conflicto, se llama conducta sustitutiva. A principios Leer más